Soluciones para evitar la masificación en Famara

masificación en Famara

Playa de Famara / Gobierno de Canarias

Ecologistas en Acción de Lanzarote denuncia la masificación en Famara y propone soluciones viables para evitarla

La presión y la afluencia de visitantes a la Reserva Natural de Famara ha sido la tónica de las pasadas vacaciones. La masificación en Famara sigue en el punto de mira de Ecologistas en Acción de Lanzarote, que advierte el grave daño que este descontrol está provocando en este espacio natural.

Tal como informa la ONG, en Famara están censadas 1.131 personas, pero esta población aumenta notablemente en picos de ocupación, haciendo insostenible el equilibrio y generando una presión de carga sobredimensionada en este espacio natural. Esto conlleva un descontento de la población local por el reducido espacio público, el aumento de los contaminantes, la degradación de los servicios y la proliferación de vehículos mal estacionados. Todo esto convierte al litoral de Famara en un punto rojo de sobreturismo en Lanzarote.

Propuestas para controlar la masificación en Famara

Desde Ecologistas en Acción proponen a las instituciones la puesta en marcha de algunas iniciativas viables con el fin de evitar la masificación en Famara:

  • Instalación de paneles integrados en el paisaje, donde se informe de la presencia de este espacio natural para generar conciencia y un cambio en la actitud de las personas que nos visitan y se aproximan a Famara.
  • Regulación del acceso a la carretera de las playas con uso exclusivo para la vecindad en horarios diurnos y establecimiento de sanciones, la delimitación de acceso a la playa mediante caminos evitando el pisado de las dunas y su vegetación, así como la construcción de un aparcamiento para coches y caravanas en el pueblo alejado de la zona costera.
  • Construcción de una caseta informativa con servicios mínimos, que promueva y divulgue información sobre las especies protegidas y los atractivos naturales de la reserva: las actividades, rutas y zonas de interés biológico de la zona, aparte de generar puestos de trabajos, atrae a un turismo concienciado y aporta servicios mínimos.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.