Restauración de la circulación de guaguas en Tamaraceite

guaguas en Tamaraceite

Representantes del Ayuntamiento visitan las obras (2021) / @Javier_Doreste

El PP exige recuperar el paso de ocho líneas de guaguas en Tamaraceite tras la ‘chapuza’ del Gobierno municipal

De un día para otro, el servicio de guaguas en Tamaraceite se vio disminuido como consecuencia de las obras. Una intervención en la GC-300 obligaba a eliminar la conexión entre la principal arteria comercial del distrito y al Centro Comercial Los Alisios.

Una obra de 540.000 euros que empeoró la vida de los vecinos

La pérdida del servicio de ocho líneas de guaguas en Tamaraceite ha supuesto un grave perjuicio para los vecinos de la zona. “Vecinos y comerciantes perdieron un recorrido que era esencial para la circulación de las guaguas, viéndose obligados a trasladarse a pie en algunos casos más de un kilómetro para poder tener acceso al transporte público”, indica el edil del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ignacio Guerra.

El pasado 25 de julio, la plataforma vecinal y empresarial obtuvo el compromiso del tripartito (PSOE, Podemos y NC) para poner solución al problema ocasionado por estas obras. Sin embargo, a día de hoy todavía no se ha realizado ninguna intervención para solventar estos inconvenientes.

La nueva obra para la rehabilitación de esta parte del servicio de guaguas en Tamaraceite podría suponer una inversión del 200.000 euros. El Consistorio ya había invertido 540.000 euros en unas obras que, a tenor de la situación actual, ha generado más problemas que beneficios para los vecinos de Tamaraceite.

“Ahora, en un nuevo ejemplo de que la izquierda dispara sin rubor con la pólvora del pueblo, vamos a ver un proyecto de otros 200.000 euros para quedarnos como estábamos”, ha subrayado el edil del PP. Guerra ha destacado que no es la primera obra que genera problemas en la capital grancanaria: “También sucedió con la Casa de la Juventud, que está en ruinas tras gastarnos casi un millón de euros, o la obra de la grada de Tribuna del Estadio Insular, donde enterramos miles de euros para seguir cerrada a día de hoy”, concluye.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.