Restauración ambiental y derribo de hoteles en las dunas de Corralejo

hoteles en las dunas de Corralejo

Hotel Tres Islas y Hotel Oliva Beach

El Defensor del Pueblo confirma el expediente de caducidad a los hoteles en las dunas de Corralejo y defiende que debe llegar hasta sus últimas consecuencias

Aunque la cadena RIU Hoteles S.A. lleva décadas disfrutando de la ocupación del dominio público en el espacio natura protegido de las dunas de Corralejo, la situación podría cambiar. El Defensor del Pueblo rechaza el recurso presentado por el Ayuntamiento de La Oliva y confirma que el expediente de caducidad de la concesión se ajusta a derecho. De llegar a las últimas consecuencias, como esperan los ecologistas, esto podría suponer la restauración ambiental y el derribo de hoteles en las dunas de Corralejo.

Ecologistas en Acción está personado en los dos expedientes de caducidad

En junio de 2007 dos vigilantes de Costas presentaron un boletín de denuncia por las obras acometidas en el Hotel Tres Islas y tiempo después en el Hotel Oliva Beach, ambos de RIU. Con estas intervenciones se habrían incumplido las concesiones de dominio público de Costas en dos hoteles que han presentado lagunas legales desde el momento de su construcción.

Los actuales expedientes sancionadores abiertos exigen a RIU la demolición del espacio ganado durante las últimas intervenciones. La cadena no cumple con esta exigencia, por lo que se enfrenta a un expediente de caducidad de la concesión de dominio público cuyas consecuencias podrían ser más graves: la pérdida del permiso que permite que estos hoteles se mantengan en pie.

La situación está creando una gran incertidumbre en la isla, sobre todo a los trabajadores de estos hoteles. Los afectados se han manifestado en numerosas ocasiones para solicitar una solución que evite el cierre o derribo de los hoteles en las dunas de Corralejo.

Por su parte, quienes respaldan los expedientes de caducidad, entre ellos, Ecologistas en Acción, aseguran que la empresa se dedica a tergiversar datos y a poner a la plantilla como escudo para no cumplir con la legalidad.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.