¿Es necesario el embarcadero de La Bombilla?

embarcadero de La Bombilla

Proyecto del embarcadero de La Bombilla / Gobierno de Canarias

Los ecologistas de La Palma insisten en que es un buen momento para replantearse la idoneidad del embarcadero de La Bombilla

La reconstrucción de la costa palmera ya está en marcha. Una de las próximas obras en lista es la reconstrucción del embarcadero de La Bombilla. Sin embargo, desde La Centinela-Ecologistas en Acción han solicitado al Servicio Provincial de Costas de Santa Cruz de Tenerife la denegación de los permisos para este proyecto. Consideran que habría que esclarecer algunas cuestiones sobre la legalidad de las obras y, en cualquier caso, justificar la necesidad del embarcadero de La Bombilla.

Inexistencia de una Orden que autorice la ejecución de las obras

La Orden para la puesta en marcha de obras de reconstrucción en el embarcadero de La Bombilla no está identificada, no tiene numeración y no ha sido publicada en el Boletín Oficial. A tenor de esta situación, no existe ningún antecedente que motive la concesión de espacio público marítimo terrestre para su puesta en marcha.

Los grupos ecologistas insulares denuncian la falta de planificación, de transparencia y de previsión con respecto a esta y a otras muchas obras de rehabilitación del espacio que se pretende llevar a cabo en la isla. Sin ir más lejos, La Centinela-Ecologistas en acción asegura que las obras en embarcadero de La Bombilla se han adjudicado a la empresa constructora antes incluso de que Costas de su confirmación y de que se cumpla el período de información pública.

Obras innecesarias en un clima de reformas urgentes

Desde La Centinela-Ecologistas en Acción advierten de un escenario inusual y propenso para cometer irregularidades. Los ecologistas insisten en que la urgencia con la que se está planteando la reconstrucción de determinadas zonas de la isla puede estar favoreciendo a la puesta en marcha de obras que “ni son urgentes, ni han sido reclamadas por las personas afectadas”.

Por otro lado, algunas de las obras planteadas podrían incurrir en procedimientos irregulares, e incluso afectar a áreas dentro de la Red Natura2000, que se pretende implantar también en la playa natural de Las Murgas. Valorar la situación, estudiar las circunstancias y aplicar los tiempos y condiciones exigidas por ley resulta fundamental para que la isla se recupere sin que su paisaje sufra las consecuencias de actuaciones innecesarias.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.