Rechazo al convenio de hostelería en la provincia de Tenerife

convenio hostelería

Buffet / CDC

UGT considera que este convenio de hostelería empeora las condiciones laborales en el sector

No ha habido consenso con respecto al convenio de hostelería en la provincia de Tenerife. UGT ha rechazado el nuevo marco legal propuesto y asegura que el nuevo documento “empeora gravemente” las condiciones de los trabajadores del sector.

“No podemos firmar un texto que está hecho a medida para la patronal y que lo único que garantiza es un retroceso en los derechos laborales. Nos preocupa mucho que desde otras fuerzas sindicales se de carta blanca a los empresarios/as del que, sin lugar a dudas, es el sector más importante de nuestra economía”, afirmó Tomás Ramos García, asesor del convenio por UGT en la provincia de Tenerife.

Discrepancias en cuanto a turnos, nocturnidades y otras cuestiones laborales

Uno de los puntos más conflictivos en relación al convenio de hostelería en la provincia de Tenerife ha sido el relacionado con los turnos y las nocturnidades. UGT ha calificado de disparate los cambios recogidos en este documento. “Si tienes turno partido la nocturnidad se cobra a partir de las 22.00 horas, pero si tienes turno seguido empiezas a cobrar a partir de las 00.00 horas y en el caso de tener horario nocturno no cobras retribución de nocturnidad, sino la categoría superior perdiendo mucho más dinero mensual”, señalaba Francisco Javier González Expósito, asesor sindical.

El sindicato tampoco considera aceptables las modalidades de contratación propuestas y la reducción a 7 días del tiempo de reincorporación de los fijos discontinuos. Estos plazos resultan incompatibles con el abandono de otro puesto de empleo, en el que se exigen 15 días de preaviso.

Existen discrepancias en relación a los días de descanso. Por ejemplo, el personal de restauración pasa a librar los días libres partidos (no correlativos) y la distribución de estos es irregular durante tres meses.

Asimismo, el acuerdo establece que será cada camarera de piso la que decida si realiza o no la limpieza de zonas comunes. “Nos llama poderosamente la atención la forma en la que se ha dejado literalmente a los pies de los caballos a uno de los grupos más castigados del sector. Esto solo permitirá que aquellas que se nieguen a realizar ese trabajo puedan ser presionadas por las empresas y cedan ante el miedo de perder su único sustento”, añade González Expósito.

 

La Hostelería quiere que la recuperación económica se refleje también en las nóminas

 

El Ilustrador

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.