Microalgas en Gran Canaria

microalgas

Playa de Arinaga / Ángel Isleño

Una elevada proliferación de microalgas obliga a prohibir el baño en la Playa de Arinaga

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha comunicado el pasado viernes al Ayuntamiento de Agüimes la recomendación de prohibir el baño en la Playa de Arinaga, ante la elevada concentración detectada de Ostreopsis ovata, una especie de microalgas subtropical que podría tener efectos negativos en la salud de las personas.

De acuerdo a la información facilitada por Salud Pública, esta especie puede ocasionar problemas respiratorios, vómitos, cefalea o irritación de mucosas y piel, ya sea por contacto dérmico, por ingesta involuntaria de agua y espumas o por inhalación de los aerosoles provocados por el oleaje y el viento.

Las muestras tomadas los días 12 y 13 de mayo en la zona de la Avenida de los Pescadores, presentan concentraciones de Ostreopsis ovata superiores a 100.000 células por gramo y por 100 centímetros cuadrados. Por seguridad, el Ayuntamiento de Agüimes mantendrá la prohibición del baño hasta que los niveles de concentración desciendan.

En caso de urticaria o irritación de ojos, se recomienda lavar la zona afectada con agua dulce tibia y, si los síntomas persisten, acudir al médico. De momento no se tiene noticia de ningún caso epidemiológico que pueda asociarse con este episodio de floración natural de microalgas.

Un fenómeno que aumenta su frecuencia

El Ayuntamiento de Agüimes recuerda, en una nota de prensa, que la Ostreopsis ovata es uno de los organismos más frecuentes de cuantos constituyen el fitoplancton, elemento fundamental para la vida en los ecosistemas marinos. Su capacidad de realizar la fotosíntesis le convierte en uno de los productores primarios más importantes de los océanos, base de toda la cadena trófica y generador de más de la mitad del oxígeno del planeta. No obstante, bajo determinadas condiciones ambientales, en las que concurren factores biológicos, atmosféricos, oceanográficos y climatológicos, estas microalgas pueden llegar a multiplicarse extraordinariamente, dando lugar a floraciones masivas y formando manchas en la superficie del agua de intensidad y color variables que pueden ser nocivas para la salud de las personas.

Estos fenómenos ocurren en todos los mares y océanos del planeta, pero en las últimas décadas, bajo la posible influencia del aumento de la temperatura marina, han proliferado de manera recurrente en algunas zonas concretas, como las costas del sur de Europa. Grecia, Italia, Francia y España han registrado multitud de casos recientes.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.