Llegada de algas invasoras a Canarias

algas invasoras

Algas invasoras en el muelle de San Cristóbal / Ricardo Haroun

Las Rugolopterix okamurae son algas invasoras que ya están causando problemas en las costas andaluzas y en Ceuta

Hasta 10.000 toneladas de algas invasoras de la especie Rugolopterix okamurae se han retirado ya de las costas del sur mediterráneo. Los investigadores del Instituto Universitario de Investigación en Acuicultura Sostenible y Ecosistemas Marinos (IU-ECOAQUA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) han advertido ya de la llegada de estas algas invasoras a Canarias y de los problemas que pueden causar a las actividades turísticas y pesqueras.

Poblaciones muy extensas y bien establecidas

Durante las últimas semanas los investigadores han detectado acumulaciones masivas de estas algas invasoras tanto a pie de orilla como flotando sobre las aguas de la zona de la Playa de La Puntilla y el Muelle Pesquero de San Cristóbal. “Más del 90% de las biomasas localizadas corresponden a ejemplares de esta nueva especie”, afirman los expertos científicos.

Son las primeras conclusiones tras analizar las características morfológicas y anatómicas de los ejemplares recolectados. No obstante, los investigadores están todavía a la espera de conocer los análisis genéticos que confirmarían definitivamente la identidad y origen de estas algas invasoras.

En el estrecho de Gibraltar, los daños causados por la Rugolopterix okamurae en los últimos años han sido notables. La retirada de miles de toneladas de algas de la zona ha supuesto un desembolso económico de más de 400.000 euros.

Ahora estas algas invasoras avanzan hacia el Atlántico. Según estas primeras investigaciones, ya habrían llegado a Canarias, y al parecer ya se han detectado ejemplares en Azores y Madeira. El tráfico marítimo comercial parece ser el primer vector de transporte y entrada de esta especie colonizadora a nuevas zonas litorales.

Según advierten los científicos, el comportamiento de esta especie supone una importante amenaza para los ecosistemas marinos canarios, debido a su rápido crecimiento, capaz de sustituir a las especies autóctonas de las Islas.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.