Las Palmas de Gran Canaria lucha contra los vertidos ilegales de residuos

vertidos ilegales de residuos

Vertidos ilegales de residuos / Policía Local de LPGC

La Policía Local ha tramitado en el último mes un total de 13 sanciones

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha incrementado los recursos para controlar los vertidos ilegales de residuos urbanos en el municipio y por ello, ha habilitado un nuevo canal de comunicación con los vecinos con el que se pretende promover la colaboración ciudadana frente a este tipo de prácticas que perjudican al medioambiente.

De esta forma, la recién constituida Unidad de Mediación y Convivencia (UMEC) de la Policía Local ha puesto a disposición de la ciudadanía el número 650 609 397, así como el correo medioambiente.policia@laspalmasgc.es.

“Desde la Policía Local se trabaja en la detección de los vertidos de escombros y basuras en el municipio. En estas labores, la colaboración de la ciudadanía es fundamental para identificar a los autores de estos hechos que conllevan sanciones y que pueden ser constitutivos de un delito contra el medioambiente”, ha explicado el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez.

Por ello, se ha activado esta nueva vía de comunicación, “un servicio con el que potenciamos la policía de proximidad y ampliando los canales de comunicación con los vecinos y vecinas”, añade Íñiguez.

El teléfono posibilita que los ciudadanos que sean testigos de este tipo de hechos incívicos lo pongan en conocimiento de la Policía, posibilitando que se pueda intervenir y tomar las medidas oportunas al respecto. Además, el cuerpo mantendrá en todo momento el anonimato.

Lucha contra los vertidos ilegales de residuos

La Policía Local, en colaboración con el Servicio de Limpieza, ha intensificado las acciones para la detección, control y vigilancia de puntos sensibles.

La concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, destaca la coordinación entre ambos servicios, “que está permitiendo que la ciudad sea más segura y respetuosa con el medio ambiente”, al mismo tiempo que ha destacado que “el objetivo es concienciar a la ciudadanía para evitar el abandono de los objetos que con frecuencia se arrojan en la vía pública o en espacios naturales”.

A través del trabajo conjunto entre el cuerpo de seguridad municipal y el servicio de Limpieza, la Policía Local ha tramitado en el último mes un total de 13 sanciones por este motivo en diferentes puntos del municipio.

La infracción por el abandono de residuos urbanos en la vía pública se sanciona con multas de 300 euros en el caso de tratarse de espacios urbanos y con multas de 600 hasta 60.000 euros en el caso de llevarse a cabo en suelo rural.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.