La regulación del sector eléctrico, “una auténtica estafa”

regulación del sector eléctricoFACUA lanza un ultimátum a Sánchez: “O defiende a los ciudadanos o al oligopolio”

La organización para la defensa de los intereses de los consumidores ha sido muy clara en su último comunicado: el Gobierno español tiene que intervenir urgentemente para frenar “la gran estafa” de la actual regulación del sector eléctrico. Las medidas “descafeinadas” adoptadas hasta el momento han demostrado ser ineficientes. Mientras tanto, el oligopolio de las eléctricas sigue enriqueciéndose a base de ahogar al ciudadano y el Estado aumenta su recaudación vía impuestos.

Pedro Sánchez culpa a Putin de la subida del precio de la luz

El presidente del Gobierno intervenía en el Congreso de los Diputados para asegurar que «los precios de la energía son única responsabilidad de Putin». Estas declaraciones han sentado especialmente mal en la directiva de FACUA-Consumidores en acción, organización que lleva meses demandando un cambio en la actual regulación del sector eléctrico.

El incremento progresivo en la factura de la luz puede haberse visto agravado con la guerra en Ucrania, pero este no ha sido ni mucho menos su desencadenante. El principal desajuste en la factura eléctrica tiene su origen en el cambio de tarificación y en la Resolución de mayo de 2021. Dicha resolución modificó el tope de 180 euros el Mwh que se mantenía vigente desde 1998.

Este tope en el precio pasó a ser de 3.000 euros el Mwh, justificándose en que de este modo se adaptaban los límites de oferta a los límites de casación europeos.

Revisar la regulación del sector eléctrico y fijar un tope de 50 Mw/h

FACUA-Consumidores en Acción insta a Sánchez a que modifique la regulación del sector eléctrico y se ponga de lado de los ciudadanos, no de las eléctricas. El secretario general de la organización, Rubén Sánchez asegura que «Que paguemos hasta 700€ por cada Mwh de electricidad eólica, solar, nuclear o hidráulica se debe a que la regulación del sector es una auténtica estafa».

En opinión del secretario general de FACUA, ni Bruselas ni el Gobierno de España tienen argumentos para justificar los infladísimos precios de la electricidad. «50 euros por Mwh) debe ser el tope. O se impone esa cifra en la subasta o se obliga a las eléctricas que no queman gas a devolver todo lo que la supere. ¿A quién va a defender este Gobierno?».

Rubén Sánchez se refiere así al actual modelo de subasta energética en el que el precio del gas determina el de el resto de energías. Esto no tiene demasiado sentido en un escenario en el que solo un porcentaje de la energía eléctrica se obtiene del gas (centrales termoeléctricas).

Frente a este panorama, la propia Comisión Europea considera justificada la intervención de los gobiernos para evitar seguir causando este grave perjuicio a los consumidores.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.