La querella de comité de empresa del IASS no ha sido archivada

comité de empresa del IASS

Hospital Febles Campos (2018)

El Juzgado ha dictado una resolución provisional de sobreseimiento, pero se ha admitido a trámite un recurso de apelación en la querella del comité de empresa del IASS

Aunque inicialmente el Juzgado de Instrucción Penal nº 4 entendiera que los delitos denunciados no se consumaron, la querella del comité de empresa del IASS (Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria) sigue adelante. Los trabajadores iniciaron este proceso a raíz del intento de traslado de 250 pacientes del Hospital Febles Campos al Seminario de la Laguna.

Esta maniobra suponía un sobrecoste para las arcas públicas a favor de la empresa CLECE, con la que finalmente nunca se llegó a firmar un contrato. La falta de esta firma es la que ha llevado al juzgado a decretar una resolución provisional de sobreseimiento: sin firma por parte de la presidenta del IASS no se considera que haya consumación del delito.

Políticos que echan la culpa a los funcionarios

La opinión del comité de empresa del IASS es clara: “Hemos aprendido que esta gente es muy peligrosa. Es difícil trabajar con unos políticos que cuando son acusados le echan la culpa a los funcionarios. Y lo que es mucho peor, como pueden estar contentos porque no los han ‘pillado’, porque no llegaron a consumar los delitos al no firmar el contrato. Por ello, deben dimitir de inmediato”.

Frente a informaciones confusas que aseguran que la querella ha sido archivada, el comité confirma todo lo contrario. Tras la aportación de información que acredita el intento de perpetrar los delitos denunciados, aunque ante la presentación de la querella no se llegara a firmar el contrato, la Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial ha admitido un recurso de apelación contra los acusados.

Por su parte, la vicepresidenta tercera y consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, insiste en que la querella únicamente ha perseguido el objetivo de frenar una gestión justificada y necesaria, en contra de los intereses de los pacientes del Hospital Febles Campos.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.