La nueva ley de residuos penaliza al que contamina

nueva ley de residuos

Complejo Ambiental de Tenerife

El Cabildo de Tenerife quiere favorecer a la economía circular con una nueva ley de residuos más estricta con aquellos que contaminan

Un nuevo texto normativo regulará las conductas que perjudiquen el medioambiente en las isla de Tenerife. Con la nueva ley de residuos el Cabildo de Tenerife pretende poner fin a este tipo de conductas y promover una economía circular que sea beneficiosa para todos y desde múltiples perspectivas.

El el consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, ha indicado que “La nueva Ley de Residuos y Suelos contaminados para una economía circular abre una nueva perspectiva frente a la gestión de los residuos, imponiendo tasas a aquellos productores de residuos que no los separen o los traten en origen antes de trasladarlos al Complejo Ambiental, y atendiendo a ese principio de quien contamina paga”.

40 euros por tonelada fuera de los complejos ambientales

Entre las medidas de la nueva ley de residuos, se especifican diversas sanciones económicas. Se establecen dos tramos de tasas y se prohíbe y sanciona duramente el vertido de cualquier residuo fuera de los complejos ambientales. Estas nuevas tasas gravarán con 40 euros por tonelada a aquellos productores de residuos que viertan en el Complejo Ambiental material sin tratar, mientras que los que han procesado sus residuos tendrán que pagar 30 euros por tonelada.

Por otro lado, se fija un plazo de tres años para que los ayuntamientos establezcan nuevas tasas por generación de las operaciones de recogida, transporte y tratamiento de los residuos, incluyendo el mantenimiento y vigilancia posterior al cierre de los vertederos, las campañas de concienciación y comunicación.

Con todo ello se pretende promover la economía circular y limitar la producción de residuos. Desde el Cabildo reconocen que para la aplicación ‘al detalle’ de la nueva ley de residuos es necesaria la puesta en marcha de medidas adicionales en sectores clave como el textil, los plásticos, los embalajes y la electrónica.

“Este nuevo horizonte, que se verá complementado con incentivos y pagos por generación de residuos obliga, entrando el componente económico, a cumplir con los procesos de separación antes de llegar a los vertederos, todo con la intención de aliviar la carga de residuos que se entierran”, ha adelantado Rodríguez.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.