La especulación en el sector eléctrico eleva la factura de la luz un 70 %

especulación en el sector eléctrico

Torres de alta tensión / analogicus

La excepción ibérica no es suficiente para contrarrestar el impacto de la especulación en el sector eléctrico

El pasado mes de agosto pasará a la historia como el más caro en lo que a la factura de la luz se refiere. Con la especulación en el sector eléctrico, los precios se han disparado un 70 %. El usuario medio ha pagado 158,26 euros en la última factura de la luz, tras un incremento de los precios que supera todos los pronósticos.

La luz más cara en el período valle que en las horas punta

El famoso semáforo energético que anunciaba el Gobierno por estas fechas hace solo un año no ha servido para nada. Los consumidores no pueden hacer ningún esfuerzo para ahorrar porque la especulación en el sector eléctrico hace que desconozcan cuáles son realmente las horas más baratas para usar los electrodomésticos.

De hecho, FACUA asegura que durante el pasado mes de agosto el precio de la luz fue más elevado durante las horas valle (de 0 a 8 horas y sábados, domingos y festivos completos) que durante las horas punta lunes a viernes 10 a 14 y de 18 a 22 horas.

El tope al gas es insuficiente

Mientras que el Gobierno insiste en que la situación podría ser peor de no ser por la excepción ibérica que pone tope al precio del gas, los usuarios siguen pagando las consecuencias de la especulación en el sector eléctrico. El consumidor sigue abonando facturas de la luz desorbitadas. Sin esta reducción, el precio sería aún superior, pero no es consuelo suficiente para quienes mes tras mes lo tienen más complicado para hacer frente a los elevados gastos en electricidad.

Desde FACUA exigen al Gobierno que se declare a todas las familias (a excepción de las que tienen rentas más altas) consumidores vulnerables. Esto debería facilitarles el acceso a tarifas más económicas y a bonos sociales que les permitan afrontar el coste de la factura de la luz. En opinión de la asociación, esta medida no vulnera ninguna de las exigencias del derecho comunitario en materia eléctrica y, sin embargo, favorecería a un alto porcentaje de la población.

 

 

El Ilustrador

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *