La banca se cierra ante la operativa básica

operativa básica

Cajero de BBVA

FACUA critica la pasividad del Gobierno frente a la negativa de los bancos a facilitar la operativa básica a las personas vulnerables

El cierre de sucursales y la proliferación de los servicios online han dejado en una posición complicada a esa parte de la población que no tiene acceso a las nuevas tecnologías o no sabe emplearla. Hace ya más de tres meses FACUA denunciaba esta situación ante los ministerios de Consumo y Asuntos Económicos. No obstante, los ministros Garzón y Calviño se mantienen impasibles mientras la banca manifiesta su negativa a ofrecer alternativas presenciales para la operatividad básica.

La negativa de las entidades vulnera la actual legislación bancaria

Desde FACUA advierten de que negar a los usuarios vulnerables el acceso a la operativa básica de manera presencial supone una vulneración de sus derechos. Así aparece recogido en la legislación bancaria y en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Entre algunas de esas prestaciones elementales está la retirada de dinero. Ante la ausencia de oficinas con atención presencial, los usuarios vulnerables se ven obligados a acudir al cajero automático, pero no están capacitados para emplear este servicio.

Por otro lado, con el cierre de sucursales se ha reducido también la presencia de cajeros en la calle, lo que obliga a los usuarios a utilizar cajeros de otras entidades o a desplazarse a otras poblaciones, con las repercusiones económicas que ello implica.

Desde FACUA advierten que son muchas las entidades que están haciendo caso omiso del “criterio de buenas prácticas” aprobadas por el Banco de España el pasado mes de septiembre. Sin embargo, y a pesar de las denuncias comunicadas a los ministerios correspondientes, todavía no se han establecido medidas para restituir la operativa básica a los consumidores vulnerables.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.