La Atención Primaria también colapsada

Atención Primaria

Trabajadores sel Servicio Canario de Salud / Gobierno de Canarias

Los sindicatos denuncian la sobrecarga del sistema sanitario canario

La federación de Salud de Intersindical Canaria denuncia que la quinta ola de la pandemia por Covid-19, además de la altísima ocupación de las camas de UVI y de las camas de hospitalización especializada, está colapsando ahora los servicios sanitarios de la Atención Primaria en algunas islas.

«Ello genera consecuencias negativas para los usuarios del sistema sanitario público y un aumento de la carga de trabajo de nuestros profesionales en la sanidad, también en un nivel asistencial que resulta básico para poder prevenir la enfermedad y frenar la cronicidad y el avance de determinadas patologías», aseguran.

La quinta ola en Atención Primaria

El escenario actual, con más de 12.000 casos activos en seguimiento domiciliario que no dejan de seguir aumentando, provoca una importante carga asistencial en los centros de salud, que implica que los profesionales tengan que demorar mucha actividad no urgente en el tiempo, como ya ocurre con la Atención Especializada.

El sindicato indica que las retino grafías, los controles de salud y las acciones dirigidas al control del pie diabético, son algunas de las actividades que se están viendo demoradas por no tener carácter urgente.

«Las consultas presenciales se ven reducidas dado el aumento de la actividad telefónica como consecuencia de la alta demanda por los casos Covid-19 positivos, a lo que hay que añadir una nueva actividad que es la de tener que realizar cada vez en mayor número los test de antígenos que resultan de la citación forzada por el aumento de casos y contactos estrechos, a lo que hay que sumar una reducción de efectivos dado también hay que ocuparse de la campaña de vacunación», añaden.

«A todo ello, hay que añadir que, también en este nivel asistencial, el déficit de personal está haciendo que nuestros profesionales tengan que verse obligados a alargar sus turnos de trabajo y a doblar para cubrir los servicios, aguantando todo tipo de presiones por parte de los usuarios al no ver sus demandas atendidas», explican en un comunicado.

Cita disponible hasta dos o tres semanas más tarde

Intersindical Canaria critica que «para los usuarios, resulta incomprensible que no puedan tener una cita disponible con su médico o enfermero como pronto hasta dos o tres semanas más tarde, al igual que incomprensible resulta para los profesionales la desmesurada cantidad de casos activos, bien porque la población ha olvidado que estamos inmersos en una pandemia relajando las medidas preventivas para no contagiarnos o el crecimiento de las negativas de una franja de población a vacunarse, a lo que hay que añadir la laxitud pro economicista de las medidas del gobierno, incrementada por las continuas injerencias en negativo del poder judicial, que con sus últimas medidas, podemos afirmar, se ha convertido en el mejor aliado de la pandemia».

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.