Intersindical Canaria pide el cese del consejero de Sanidad

cese del consejero de Sanidad

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo

El sindicato critica la nula atención del Gobierno ante las recomendaciones científicas y pide la dimisión del Gobierno y el cese del consejero de Sanidad

“Juegan con fuego pensando más en los dividendos empresariales y en los costes electorales que en la salud y la vida de los ciudadanos”. El repunte de los contagios y el aumento de las hospitalizaciones son para Intersindical Canaria motivo más que justificado para pedir el cese del consejero de Sanidad y la dimisión del Gobierno. El sindicato denuncia que “no existe capacidad para cribar, secuenciar y rastrear adecuadamente por falta de medios y tampoco se conoce el alcance real de los contagios”, y es el momento de pulir responsabilidades.

La conducta del Gobierno “ha sido una sucesión de piruetas justificativas”

Intersindical Canarias critica la gestión ineficaz de las autoridades ante un problema de salud pública de esta envergadura. “La ausencia de rigor de sus medidas para controlar la pandemia” ha conducido a una situación de descontrol generalizado y en el sorprendente incremento del número de contagios al día.

Pese a la previsible sexta ola, no se han tomado las medidas adecuadas y la gestión ha sido “festiva y frívola”. El sindicato denuncia que “se promueven masivas concentraciones lúdicas y deportivas, la barra libre en bares y restaurantes, se estimula la llegada de turistas a las islas sin control diagnóstico alguno, se modifican a la baja los niveles de alarma ligados a la incidencia, o se sacan de la manga ocurrencias tan estúpidas como inefectivas en la hostelería como aquella por la que, con carácter voluntario, los negocios podrán solicitar a los clientes el certificado de vacunación, en cuyo caso los empresarios serían premiados con carta blanca para poder incrementar el acceso del número de clientes por encima de lo establecido en las normas de aislamiento”.

Los responsables públicos “se escudan en la variante Ómicron y apuestan todo a la vacunación”, a pesar de que esta no evita el contagio. Sin embargo, en opinión del sindicato no existe una estrategia clara y coherente para hacer frente al virus y a sus sucesivas olas. Por este motivo solicitan el cese del consejero de Sanidad y la dimisión del Gobierno, para que otros tomen el control de la situación.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.