Franquet defiende la gestión del IASS

IASS

Marián Franquet / Cabilldo de Tenerife

La consejera de Acción Social del Cabildo de Tenerife ha explicado que se trata de “problemas puntuales”

La vicepresidenta tercera y consejera de Acción Social del Cabildo de Tenerife, Marián Franquet, ha defendido la gestión del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria de Tenerife (IASS) y negó de manera rotunda las acusaciones de maltrato a los usuarios.

Marián Franquet se mostró convencida de “que cualquier empleado o empleada del IASS denunciaría de manera inmediata ante la fiscalía una supuesta situación de maltrato”, poniendo así en tela de juicio “la posición del comité de empresa que, en lugar de hacer lo propio, amenaza con una querella criminal si no se resuelve en el plazo de un mes la RPT de personal laboral, que es un proceso complejo”.

En este sentido, reprochó también la “actitud totalmente irresponsable” mostrada por CC al dar por buenas las afirmaciones sin haber contrastado la información recogida en el escrito y generar una injustificada alarma social. “Me parece terrible la ansiedad que podemos generar en la sociedad con este tipo de acusaciones gravísimas, que no tienen ningún fundamento”, dijo.

Los problemas del IASS

La consejera de Acción Social reconoció que hay cuestiones en la gestión del IASS que son mejorables, como las de cualquier administración pública, si bien añadió que la mayoría de las anomalías que se mencionan responden a problemas puntuales, a los que se va dando solución a medida que se van planteando.

“El IASS no es perfecto pero los usuarios y usuarias no solo no están siendo maltratados sino que se les atiende y se da un trato digno y adecuado a sus necesidades y requerimientos”, añadió.

Sobre las carencias denunciadas, Franquet aseguró que muchos de los problemas para cubrir las bajas y permisos del personal del IASS tienen su origen en los cambios de contratación que establece la reforma laboral y a la falta generalizada de profesionales del ámbito sociosanitario. Asimismo, explicó que los profesionales que están en las listas de reserva del IASS pueden decidir a qué centro van, lo que ralentiza el proceso para cubrir las vacantes en determinados centros que, por diferentes motivos, resultan menos atractivos que otros.

 

 

El Ilustrador

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *