El diésel cuesta un 46% más que hace un año

diésel

Vehículo repostando / Jennifer Latuperisa-Andresen

Repsol, Cepsa, BP y Galp cobran el mismo precio medio por litro de diésel

Las gasolineras Repsol, Cepsa, BP y Galp cobran el mismo precio medio por el litro de diésel, que además coincide con la media aplicada por el total de estaciones de servicio que facilitan sus datos al Gobierno.

Así lo pone de manifiesto un análisis realizado por FACUA-Consumidores en Acción sobre los precios vigentes en la mañana del pasado viernes 29 de julio, cuando el diésel se encontraba en 1,89 euros -con los impuestos incluidos y antes de aplicar el descuento aprobado por el Gobierno-.

En la última semana el precio medio del gasóleo ha bajado solo un 2 %. El pasado jueves se ha situado en una media nacional de 1,853 euros por litro, un 46,0 % por encima de los 1,269 euros del mismo día del año pasado.

Según el análisis de FACUA, las diferencias en los precios del gasóleo dentro de la Península alcanzan el 33,5 % -siempre con los impuestos incluidos y antes de aplicar el descuento-. Así, hace una semana, la gasolinera con el precio más bajo de toda España, ubicada en la provincia de Las Palmas; lo ofertaba a 1,347 euros por litro. La más barata de la Península, del municipio tarraconense de Roquetes, lo hacía a 1,73 euros. La más cara, en Bául, pedanía de Baza (Granada), vendía el diésel a 2,309 euros.

En cuanto a la gasolina, la bajada en la última semana ha sido del 1,9 %, pasando de la media de 1,90 euros por litro de la mañana del viernes 29 de julio a los 1,864 euros del pasado jueves. El precio actual supera en un 31,9% los 1,413 del 4 de agosto de 2021.

Precios máximos

FACUA reclama la fijación de precios máximos, sistema que se abandonó en 1998, y denuncia que «el sector se está burlando del descuento de 20 céntimos aprobado por el Gobierno, del que las tres cuartas partes proceden de los Presupuestos Generales del Estado».

La asociación insiste en reclamar al Ejecutivo que solicite a Bruselas un cambio regulatorio para que los Estados miembros puedan intervenir los precios de los carburantes de automoción estableciendo topes de forma periódica, «la única solución eficaz ante la carestía que sufren los consumidores».

El descuento de 5 céntimos que tiene que asumir el sector de sus márgenes de beneficios «es una pantomima», critica la asociación, que sigue sin recibir respuesta a las denuncias que presentó contra 230 gasolineras ante el Ministerio de Consumo, las autoridades autonómicas de protección al consumidor y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Las estaciones de servicios denunciadas subieron sus precios 5 céntimos o más el mismo día que entraron en vigor los descuentos, el 1 de abril.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.