El confinamiento incrementó los divorcios en Canarias

El mayor número de demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias

Las demandas de disolución matrimonial han experimentado un incremento interanual generalizado en el tercer trimestre de 2020. Este aumento se produce después del impacto que el confinamiento, la suspensión de plazos procesales y la adopción de medidas de seguridad e higiene para hacer frente al COVID-19 tuvieron en la actividad de los órganos judiciales durante el segundo trimestre del año, que se tradujo en importantísimas reducciones en todos los tipos de demandas.

Según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, el número total de demandas de separaciones y divorcios ha aumentado un 16,6 por ciento respecto al tercer trimestre de 2019.

Tras las fuertes disminuciones observadas en el trimestre anterior, se han observado incrementos interanuales en todas las formas de disolución matrimonial. Las 14.835 demandas de divorcio consensuado son un 17,7 por ciento más que las presentadas en el mismo trimestre de 2019. Las 9.809 demandas de divorcio no consensuado son un 15 por ciento más. Por lo que respecta a las demandas de separación, las 783 demandas de separación consensuada representan un incremento del 19,7 por ciento, y las 305 no consensuadas un 6,6 por ciento más que las presentadas el año anterior.

El número de demandas de nulidad, 14, ha sido un 16,7 por ciento superior a las presentadas en el tercer trimestre de 2019.

Aumentan los divorcios en Canarias

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2020, vemos que el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias y en la Comunidad Valenciana, con 6,6. Le siguen Baleares, con 6,1; Andalucía, 5,9; Asturias y Cantabria, 5,7; Galicia, 5,6; y Murcia, 5,5. Todas estas Comunidades Autónomas superan la media nacional, que es de 5,4. Las cifras más bajas se han dado en Castilla y León y País Vasco, con 4,3; Madrid, 4,4; y Aragón, 4,6, que se quedan por debajo de la media nacional.

Asimismo, las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se han presentado 2.991, se han incrementado un 28,3 por ciento, y las demandas de modificación de medidas no consensuadas, 7.376, lo han hecho un 8,6 por ciento respecto al mismo trimestre de 2019.

Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, 5.930, han tenido un incremento interanual del 56,8 por ciento, mientras que las no consensuadas, 6.981, se han incrementado un 21,3 por ciento.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.