«El número de infectados por COVID-19 ha descendido porque se hacen menos pruebas»

infectados por COVID-19

Test COVID-19 / Gobierno de Canarias

Intersindical Canaria afirma que se hacen un 50 % menos de test

Desde la Federación de Salud de Intersindical Canaria (IC) califican de «maquiavélica, la estratagema del gobierno canario por la cual se manipula la actual escalada del coronavirus».

En un comunicado en su página web, el sindicato asegura que «no es que el número de infectados por COVID-19 descienda, sino que se oculta realizando un menor cribado (-50%) para así encubrir el elevadísimo número de contagiados, muy superior al que nos facilita la estadística gubernamental».

Según los trabajadores esta maniobra tiene como principal objetivo «urdir una normalidad social y laboral inexistente con el coste inadmisible del incremento impreciso de muertes y secuelas personales de por vida en una situación sanitaria y hospitalaria caótica que soporta al alza el número de ingresos».

Todo ello «sin que el ejecutivo, después de dos años, haya aún adecuado los recursos y las plantillas de profesionales a la actual y ascendente emergencia sanitaria. Al número ingente de damnificados por la pandemia, se une un porcentaje mayor de pacientes crónicos y quirúrgicos que son arrinconados sine die en las listas de espera con el agravamiento irreversible de sus patologías y previsible muerte».

Medidas para disminuir los infectados por COVID-19

IC también critica los niveles de alerta que determinan el riego epidemiológico en las islas, «las escasas medidas» decretadas por el gobierno para evitar los contagios, las concentraciones de personas en espacios cerrados o al aire libre y la disminución de la presencia disuasoria de los agentes de la autoridad.

Asimismo, la reducción en los días de aislamiento de los trabajadores contagiados «para evitar la prolongación de las bajas laborales, supone una grave temeridad» que provoca el aumento de infectados por COVID-19

«Con estos componentes, y con la efectividad de las vacunas muy por debajo de lo inicialmente afirmado, las instituciones públicas se han convertido en los mejores aliados de la COVID, creando además un clima de peligrosa inseguridad y desconfianza social. Así, mientras los responsables sanitarios del Estado y de Canarias, Carolina Darias y Blas Trujillo respectivamente, desde su probada condición de inexpertos curanderos, intentan tapar las vergüenzas de sus respectivos gobiernos convertidos en un acreditado peligro público», han concluido desde IC.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.