Denunciado por sus padres por saltarse la cuarentena

Los denunciantes son dos personas mayores y enfermas que impidieron la entrada de su hijo en el domicilio después de saltarse la cuarentena en reiteradas ocasiones

Al menos en dos ocasiones el joven de 20 años de edad había sido sancionado por las autoridades por saltarse la cuarentena. Finalmente fueron sus progenitores los que, ante la amenaza de contagio que suponía sus entradas y salidas del domicilio sin causa justificada, decidieron denunciar los hechos. Finalmente el joven ha sido condenado por un delito de desobediencia grave a la autoridad.

Tras saltarse el confinamiento acudió al domicilio de sus padres y golpeo reiteradamente la puerta de la vivienda para que lo dejaran entrar

Los hechos ocurrieron a las 19.30 horas del pasado domingo. Los padres del detenido, a sabiendas de que éste se había saltado el confinamiento en reiteradas ocasiones, impidieron su entrada en el domicilio a pesar de que este golpeaba con insistencia la puerta.

Los progenitores decidieron entonces avisar a la Policía. Se trata de un matrimonio de personas mayores y enfermas y, por lo tanto, grupo de riesgo frente al coronavirus. Los agentes “localizaron al acusado en las zonas comunes del edificio, sin causa justificada alguna para ello, y procedieron a su detención, ante su actitud deliberadamente rebelde y obstativa al cumplimiento de la prohibición ordenada”

El acusado confesó los hechos y mostró su conformidad para beneficiarse de una rebaja en la condena. Con anterioridad, los días 19 y 21 de marzo, ya había sido sancionado por este mismo motivo.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.