Declaran de “interés general” el centro de detención de inmigrantes de Arrecife

centro de detención de inmigrantes de Arrecife

Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) / Ayuntamiento de Arrecife

La alcaldesa de Arrecife critica la maniobra del Gobierno central para autorizar el centro de detención de inmigrantes por “interés general”

El Ayuntamiento de la capital lanzaroteña ha manifestado públicamente su desacuerdo con el Gobierno de España. El Consejo de Ministros ha optado por la declaración de “interés general” para el centro de detención de inmigrantes de Arrecife, maniobra que permite que “en el plazo de un mes, después de la mera comunicación del proyecto a la administración urbanística competente, puedan iniciarse las obras sin que se precise la concesión de licencia municipal alguna”.

La primera solicitud presentada no cumplía con la legalidad

En opinión de la alcaldesa de la capital, Astrid Pérez, esta decisión del Gobierno pone de manifiesto la descoordinación entre Gobierno central y el Ministerio del Interior en materia migratoria. Pero además es la prueba que demuestra que la primera solicitud presentada no cumplía con la legalidad.

Ante la nueva decisión queda patente que el Ministerio del Interior no sólo instaló el centro de detención de inmigrantes de Arrecife sin licencia urbanística municipal y sin cesión del suelo, sino que además hizo dejación de la tramitación administrativa para intentar legalizar dicha infraestructura.

Ahora se aprueba esta medida amparándose en la declaración de “interés general” que permite su puesta en marcha sin la concesión previa del Gobierno municipal. Pérez advierte que “El Gobierno tira de decretazo para instalar una infraestructura que desde el punto de vista urbanístico era muy complicado autorizar, y más existiendo un informe de Protección Civil que advierte del riesgo para la integridad de las personas que allí se alojen cuando se produzcan lluvias”.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.