Condena al exjefe de la Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura

Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura

Cabildo de Fuerteventura

El Supremo condena al exjefe de la Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura a tres años de prisión por falsedad y prevaricación

La pena inicial de cuatro años y siete meses de prisión se ha reducido finalmente a tres. Es la condena del Supremo al exjefe de la Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura, juzgado por un delito de falsedad en documento mercantil y público en concurso con un delito de prevaricación.

En 2012 el exjefe de la Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura falsificó un documento público

Los hechos se remontan a 2021, cuando el condenado era Jefe de la Unidad de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Fuerteventura. La Audiencia de Las Palmas impuso en 2019 una pena más larga, reducida en aplicación de la reforma de la Ley. No obstante, el Supremo mantendrá la pena de 4 años y 2 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Durante este tiempo, el condenado no podrá ostentar o acceder a ningún cargo en calidad de funcionario. Además, deberá pagar una multa de 1.800 euros también por los delitos de falsedad y prevaricación.

Delito continuado de negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos

La condena al exjefe de la Unidad de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura es todavía más amplia. En la misma sentencia se mantiene también la condena a diez meses de multa con una cuota diaria de 10 euros (en total, 3.000 euros), así como la suspensión para cualquier empleo o cargo público en el Cabildo de Fuerteventura durante dos años y tres meses.

Asimismo, se desestiman los recursos presentados por el sobrino del exjefe de la citada Unidad, y de otro imputado en el caso, ambos condenados por prevaricación y delito de falsedad respectivamente. El exjefe de la Unidad de Agricultura y su sobrino tendrán que pagar además 9.000 euros al Cabildo, por una subvención recibida para la compra de un tractor que nunca llegó a adquirirse.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.