Canarias sigue pendiente de la viruela del mono

viruela del mono

Laboratorio / Gobierno de Canarias

Las islas registran un total de seis casos, tres en Gran Canaria y tres en Tenerife

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias registra, desde el inicio de la declaración de la alerta sanitaria, un total de seis casos confirmados en Canarias, tres en Gran Canaria y tres en Tenerife.

Los cuatro nuevos casos notificados al Centro Coordinador de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad para estudio se corresponden con dos varones, catalogados como casos probables, y dos mujeres, como casos sospechosos, que se encuentran con evolución favorable y cuyas muestras se ha enviado para estudio al Centro Nacional de Microbiología. De los cuatro nuevos casos, uno se detectó en Tenerife y los otros tres en Gran Canaria.

Por tanto, los casos confirmados y notificados en Canarias desde el inicio de la alerta y hasta ahora quedan del siguiente modo:

  • Seis casos confirmados, tres en Gran Canaria y tres en Tenerife.
  • Siete casos probables pendientes de confirmación, detectados seis en Gran Canaria y uno en Tenerife.
  • Cinco casos sospechosos pendientes de confirmación, detectados en Gran Canaria.
  • Tres casos descartados, uno en Fuerteventura y dos en Gran Canaria

El protocolo del Ministerio de Sanidad clasifica los casos entre probables y sospechosos dependiendo de si el paciente reúne criterios clínicos y criterios epidemiológicos (casos probables) o si sólo presenta criterios clínicos y en tal caso se consiera caso sospechoso.

Qué hacer en caso de presentar síntomas de viruela del mono

La Consejería de Sanidad recuerda que las personas que presenten síntomas compatibles con diagnóstico de viruela del mono, deben llamar al 012 (928 301 012 o 922 470 012) donde se les informará de lo que deben hacer y del recurso asistencial al que dirigirse. Se recuerda que ese servicio está en funcionamiento las 24 horas del día todos los días del año.

Los síntomas descritos suelen incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. Entre 1 y 5 días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, si bien tiende a concentrarse más en la cara y las extremidades que en el tronco. Los síntomas suelen durar entre 2 a 4 semanas.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.