2 meses del cierre del Centro Social Gánigo

Plaga de chinches

Centro de acogida municipal Gánigo

Los usuarios se han quedado sin los servicios de comida caliente, baños y duchas

La portavoz del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, volverá a abordar en el próximo Pleno municipal los problemas derivados de la plaga de chinches que afecta al Centro Social Gánigo desde el pasado mes de septiembre.

Luzardo recuerda que se han evacuado a sus 30 residentes a un hotel de la capital grancanaria mientras se decide qué harán con el antiguo edificio, que alberga el centro de baja exigencia y que se vio afectado por la citada plaga.

La portavoz del PP afirma que la gestión de esta plaga y de sus consecuencias ha sido “muy deficiente” por parte de las autoridades municipales, que han ido “improvisando de forma permanente”. En este sentido, Luzardo recuerda que tras la evacuación inicial, los residentes fueron alojados en un establecimiento hotelero a la espera de ser localizados en el Centro de Emergencias de El Polvorín.

“Esto fue lo que públicamente declaró Carmen Luz Vargas, la concejal de Servicios Sociales, pero sin embargo a día de hoy estas personas no han sido desplazadas al centro de emergencias de El Polvorín”, asegura Luzardo.

Centro Social Gánigo

Estos residentes acuden diariamente desde su hotel a Gánigo a comer pero, sin embargo, el resto de usuarios de este centro de baja exigencia tan solo pueden recoger una bolsa de comida, no caliente. “Tampoco pueden hacer uso, como venía ocurriendo hasta que irrumpió la plaga de chinches, del servicio de ducha y lavandería, que para ellos es fundamental dado que en muchas ocasiones son personas sin hogar que pernoctan en la calle”, indica.

Por si fuera poco, “para terminar de generar más tensión en usuarios, personal municipal y personal laboral”, el Ayuntamiento hace 15 meses que no abona las facturas a la empresa ICOT, que suministra a los auxiliares de todos los centros sociales de la capital grancanaria, también de Gánigo. “La consecuencia de deber 15 facturas es que, como la empresa no puede seguir adelantando el dinero, los trabajadores llevan ya dos meses sin cobrar”.

 

 

El Ilustrador

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *