Wow!, qué extraña señal

Secuencia de la señal Wow!Radio Observatorio de la Universidad del Estado de Ohio, 15 de agosto de 1977. Eran exactamente las 23.16 horas cuando el radio telescopio ‘Big Ear’ registra una intensa señal que no se graba pero queda impresa en un papel. Días después el profesor Jerry Ehman esta revisando estos documentos y al percatarse de esta señal anota su sorpresa en el papel: Wow! Hasta el momento, es la señal más extraterrestre.

La ‘Señal Wow!’ sigue siendo hoy en día objeto de estudio de muchos científicos que, durante los últimos 30 años, no han vuelto a detectar nada anómalo en la misma dirección en la que se recibió ‘Wow!’.

Esta inusual señal duró exactamente 72 segundos y sólo fue registrada -no grabada- en una sección de papel continuo a través del radio telescopio ‘Big Ear’, en Ohio. La secuencia de dicha señal se correspondía con el mensaje ‘6EQUJ5‘. Vista así, sin más, esta secuencia sólo resulta llamativa a los ojos de un científico capaz de interpretar estos números que, de manera sencilla, vienen a decir que esta señal fue mucho más intensa que el ruido de fondo, por lo que da que pensar acerca del origen de este fenómeno y se baraja la posibilidad de que ‘Wow!’ fuera un intento de comunicación de una civilización extraterrestre.

Tres décadas más tarde, todo sigue siendo igual de icomprensible que aquella noche de 1977, y todas las teorías que se han desarrollado hasta el momento giran en torno a tres posibles explicaciones:

  1. Que sea el producto de un extremadamente potente acontecimiento astronómico.
  2. Que un satélite artificial atravesara esa órbita en ese momento dejando esta emisión.
  3. Que intencionadamente, una civilización extraterrestre hubiera enviado estos impulsos de radio.

El patrón ‘6EQUJ5‘ determina que la señal tenía una potencia hasta 30 veces superior que el ruido de fondo, algo que nunca antes se había producido hasta el momento. Eso hace que opciones como la segunda pierdan fuerza frente a la primera y la tercera, siendo esta la más discutida de todas. Y es que la señal fue registrada en la frecuencia del Hidrógeno neutro, que es la que utilizaba el ‘Big Ear’ por ser éste el elemento más presente en el Universo y se piensa que cualquier civilización extraterrestre con conocimientos avanzados para estudiarlo sabe que, por sus características, éste es el canal más adecuado para la emisión y recepción de mensajes.

Sin embargo, esta teoría del mensaje extraterrestre tiene su contrapartida y es que, tal como el propio Jerry Ehman llegó a declarar: “Deberíamos haberla visto de nuevo cuando la buscamos más de 50 veces; algo me sugiere que se trató de una señal con origen terrestre que simplemente fue reflejada por algún pedazo de basura espacial”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.