Winnipeg

WinnipegMujeres aborígenes bajo amenaza.

Entre 1980 y 2012, alrededor de 1.200 mujeres indígenas -muchas de ellas niñas- han sido asesinadas en esta ciudad de Canadá, la que registra un mayor porcentaje de población originaria.

Algunas de estas mujeres solo son agredidas física o sexualmente, pero otras corren aún peor suerte y sus cadáveres aparecen en el bosque o en el río después de varios meses de su desaparición. Debido a la discriminación racial a la que son sometidas, estas víctimas son en muchos casos trabajadoras sexuales y, en consecuencia, más expuestas a este tipo de violencia.

Las políticas desarrolladas en el pasado por el Gobierno imperialista canadiense favorecieron al desarrollo de ese sentimiento disgregador que en la actualidad se refleja en la marginación de los aborígenes.

Mientras tanto, los asaltos y las desapariciones siguen siendo noticia cada cierto tiempo en la comunidad de Winnipeg en la que, según las estadísticas, las mujeres indígenas tienen una probabilidad cuatro veces mayor a aparecer asesinadas que el resto de ciudadanos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.