Violencia brutal contra un perro en La Palma

Cortan por la mitad a un cachorro de ocho meses.

 

Los restos del animal fueron arrojados al lado de su madre, que se encontraba temblando de pánico cuando su propietaria llegó a la finca en la que los guardaba.

Toro, un cachorro de apenas ocho meses de edad, había sido cortado por la mitad. Un corte ‘limpio’, según el testimonio de la dueña del animal, muy afectada por lo acontecido. Los hechos se produjeron en una finca de Breña Alta, en La Palma, y se sospecha que se trata de una venganza de alguien que conocía la finca y el lugar en el que se encontraban los animales, ya que estos no están a la vista.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.