Viajar en zepelín

zepelínUna nueva era de cruceros.

Vivieron su época dorada a comienzos del siglo XX. Cayeron en desgracia tras el accidente del Hinderburg en 1937 y terminaron desapareciendo de la oferta de transportes aéreos.

Sin embargo, el zepelín nunca ha perdido su halo de romanticismo y desde hace años algunas empresas de aeronáutica trabajan en el diseño de dirigibles con la esperanza de recuperar el esplendor de aquellos primeros años.

Una de las propuestas más conocidas es la de la compañía Worldwide Aeros corporation y su Aeroscraft ML866, un dirigible híbrido que aspira a convertirse en un auténtico hotel volador y revolucionar el mercado de los cruceros de lujo.

El ML866 será capaz de volar en todas las condiciones climáticas y mantenerse en el aire durante períodos de tiempo prolongado, permitiendo así que los viajeros disfruten de todo tipo de comodidades a bordo: casino, teatro, restaurantes y, por supuesto, lujosos camarotes para un pasaje aproximado de 80 personas –aparte de la tripulación-.

Un auténtico ‘resort’ flotante para nostálgicos con suficiente poder adquisitivo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.