El ‘Viagra natural’ pudo haber matado a Fernando ‘El Católico’

viagra natural

Fernando II / Michel Sittow

La mosca española fue utilizada como afrodisíaco y como veneno

Con la muerte de su hijo Juan y de su esposa Isabel ‘La Católica’, las cosas se complicaron para Fernando II de Aragón. Casado en segundas nupcias con Germana de Foix (sobrina de Luis XII de Francia), fue presionado por los nobles de Aragón para que tuviera un hijo varón. Sin duda era un buen momento para experimentar con la ‘Viagra natural’.

Pero Fernando II era ya un veterano y su esposa una joven de 18 años, de manera que tuvo que recurrir a métodos vigorizantes que le permitieran mantener relaciones sexuales con Germana de Foix.

¿Se le fue la mano con el ‘Viagra natural’?

No queda del todo claro qué pasó exactamente pero lo cierto es que Fernando II falleció el 23 de enero de 1516 en Madrigalejo por hidropesía, la acumulación de líquido en las paredes del estómago. La enfermedad se relacionó con el consumo abusivo de cantaridina, un insecto popularmente conocido como ‘mosca española’ y famoso por sus propiedades afrodisíacas (y también extremadamente tóxicas).

Este insecto de color esmeralda era ya conocido y utilizado desde la época de los romanos aunque con finalidades muy distintas. Se podía encontrar con facilidad en los bosques de fresnos y saúcos así como en las hojas de los olivos en los que es difícil reconocerlo por su intenso color verde brillante.

De la mosca española se extrae un polvo de color marrón que en pequeñas dosis y por sus capacidades vasodilatadoras se utiliza como afrodisíaco. Pero su uso puede ser arriesgado porque el ‘Viagra natural’ es también una sustancia muy tóxica que provoca la irritación de la mucosa gastrointestinal y que puede derivar en el fallo renal y consecuentemente en la muerte.

El cronista del Reino de Aragón, José Zurita, dio a entender en su testimonio acerca de a muerte de Fernando II que éste murió como consecuencia del «feo potaje que la Reina le hizo dar para más habilitarle, que pudiese tener hijos. Esta enfermedad se fue agravando cada día, confirmándose en hidropesía con muchos desmayos, y mal de corazón: de donde creyeron algunos que le fueron dadas yerbas».

Científicamente nunca se ha podido demostrar que la cantárida o mosca española fuera la causante directa de la muerte del monarca pero sin duda empeoró y aceleró los síntomas de su enfermedad. El consumo abusivo de esta sustancia agravó los episodios diarreicos y gastrointestinales del monarca y concluyó con la supuesta hemorragia cerebral que le provocó la muerte. Sin descendientes varones, fue su nieto Carlos I el que según lo dictado por Fernando II en su testamento acabaría ocupando el trono.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.