Vertido de aguas fecales en Montaña Pelada

Vertido de aguas fecales

Vertido de aguas fecales en Montaña Pelada

ATAN denuncia esta práctica ya habitual en una zona del litoral de Granadilla de Abona


Atentado ecológico en Granadilla de Abona

La asociación ecologista exige al municipio tinerfeño la adopción de medidas urgentes ante el nuevo vertido de aguas fecales que se producía el pasado fin de semana en Montaña Pelada, en el término municipal de Granadilla de Abona.

Al parecer, no se trata de un hecho aislado sino de una práctica que se repite de manera sistemática e indiscriminada sin que Cabildo ni Ayuntamiento hayan hecho nada al respecto todavía.

El vertido de aguas fecales obliga al cierre de la playa

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha procedido al cierre de la playa tras detectarse el nuevo vertido de aguas fecales en Montaña Pelada, un espacio natural protegido de la Red Canaria. No se trata sin embargo de un hecho aislado en la zona litoral de ese municipio tinerfeño.

Ya en otras ocasiones ATAN ha denunciado circunstancias parecidas y el Ayuntamiento ha tratado de justificar los incidentes con presuntas averías. Un ejemplo es, según señalan los ecologistas en su página web, lo acontecido en la Reserva Natural Especial de Montaña Roja el pasado mes de julio y sobre lo que el Cabildo ha levantado varias Actas de Inspección desde el año 2006 por presuntos hechos delictivos.

Desde ATAN insisten en que el origen de todos estos vertidos se encuentra en que el municipio no está dotado del saneamiento y el tratamiento apropiado de sus aguas residuales y que este factor, unido al hecho de la ocupación indiscriminada del territorio con grandes infraestructuras, deriva en situaciones de este tipo.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.