Vendían contratos a ciudadanos extranjeros para que pudieran regularizar su situación

La Policía ha detenido 20 personas en Tenerife por delitos de fraude y falsedad documental.

Utilizaban contratos de trabajo y nóminas fraudulentas para vendérselas a ciudadanos extranjeros que las adquirían con el objetivo de regularizar su situación administrativa en España.

En total, la operación de la Policía Nacional se ha saldado con 20 detenidos en Santa Cruz de Tenerife, con edades comprendidas entre los 25 y los 41 años, acusados de presuntos delitos de falsedad documental y contra la hacienda pública y la seguridad social.

El administrador de la empresa que supuestamente funcionaba de manera fraudulenta, facilitaba a sus clientes falsos contratos por un precio que oscilaba entre los 1.000 y los 1.500 euros –en función de la duración del mismo y del tipo de jornada laboral-, así como nóminas mensuales por 400 euros –cantidad que servía para que los compradores estuvieran dados de alta en la Seguridad Social-.

Las nóminas y contratos simulados eran utilizados por sus compradores para demostrar ante la Oficina Única de Extranjeros la existencia de una relación laboral duradera que les permitía prorrogar su situación legal en el país. En el caso de compradores españoles, estos documentos eran utilizados para justificar el cómputo de días trabajados necesario para acceder a diferentes ayudas y prestaciones sociales.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.