Varios tramos de carretera cortados en El Hierro

Los científicos esperan que se incremente la intensidad de los terremotos aunque no hay más riesgo para la población que en los días anteriores

Tras una reunión celebrada esta mañana, el Comité de Dirección del Plan del Protección Civil por Riesgo Volcánico -PEVOLCA- ha establecido una serie de medidas preventivas en El Hierro ante el aumento de la actividad sísmica registrada en Frontera, que ha incrementado el riesgo de desprendimientos en algunas zonas de El Golfo.

En este sentido, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, ha anunciado que permanecerá cortada la carretera HI-5 entre la rotonda de El Mocanal y el cruce de Las Puntas, tramo en el que se encuentra el túnel de Los Roquillos y que supone que permanecerá cerrado al tráfico las 24 horas del día salvo para los recursos de Seguridad y Emergencias. En esta misma zona, también quedará cerrada la carretera de Las Puntas, HI-55, desde el cruce de los Caminos Cruzados hasta el Pozo de los Padrones. Asimismo se cerrará el Ecomuseo y el Lagartario.

Permanecerán cortadas tanto la carretera HI-500, que comunica el Faro de Orchilla y el Pozo de la Salud, como la HI-50; entre Sabinosa y el cruce de La Tabla -cruce con HI-553-. También se cierra el acceso a la zona del Pozo de las Calcosas mientras que la actividad educativa se mantiene con normalidad y se adaptarán las rutas y horarios del transporte escolar.

Asimismo, se reforzará el servicio de vigilancia en carreteras en La Cumbre y en el Pozo de La Salud y de la Tabla, acompañado de la presencia de cuerpos de seguridad y Protección Civil en esos núcleos.

Por otro lado, la portavoz del comité científico del PEVOLCA, María José Blanco, anunció que se podrían esperar magnitudes con un máximo de 4.5 ó 4.6, y que «la razón de que el sismo de ayer, de 4.4, se sintiera con gran intensidad se podría deber a que los epicentros están más cerca de la corteza continental «que tiene mayor transmisibilidad de energía que la corteza oceánica». Este escenario forma parte del mismo mecanismo de la que se produce en el sur, y aunque no permite descartar una futura erupción submarina a mayor profundidad en el Norte, «no podemos afirmar que una erupción sea inminente», confirma. 

Finalmente, el director general destacó «que no hay más riesgo para la población que en los días anteriores».

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.