Utilizar el wifi de otras personas o entidades puede constituir un delito

La Guardia Civil y la Policía Nacional advierten de los “serios problemas de seguridad” que puede provocar esta práctica.

Durante el último año los especialistas en tecnología de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional y el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil han advertido un aumento considerable de la tendencia a utilizar programas para crackear o reventar las contraseñas de redes wireless, rompiendo el sistema de protección que éstas llevan. La información de los ordenadores queda así “al descubierto” para los usuarios que se aprovechan de wifi de los afectados. Dicha práctica podría estar tipificada como delito si además se utilizan aplicaciones informáticas sin autorización, así como un grave riesgo para la seguridad de la información contenida en los terminales -ordenadores, tablets, smartphones…-, en los que los usuarios guardan contraseñas, claves y otros datos de importancia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.