Utilizaban una aplicación de mensajería para intercambiar pornografía infantil

La Policía Nacional ha desarticulado una red que dedicada a intercambiar pornografía infantil a través de un servicio de chat anónimo, cifrado y privado

Para acceder a dicho “salas” e intercambiar pornografía infantil era necesario obtener previamente una invitación al chat. Una vez en él los usuarios podían enviarse archivos de vídeo e imágenes cuyo contenido se destruía sin dejar rastro una vez que todos los participantes abandonan la conversación.

Los investigados se aprovechaban de las ventajas que ofrecen estos servicios para compartir e intercambiar pornografía infantil al tiempo que pasaban desapercibidos. Dado que el chat no solicita ningún dato de registro para acceder a sus servicios, los agentes tuvieron que analizar los diferentes nicks utilizados, así como el tipo de imágenes distribuidas, las salas en las que se reunían y las características de los archivos compartidos. Con los datos obtenidos de este análisis, y el apoyo de un software específico, consiguieron agrupar información relativa a 13 personas que, presuntamente, habrían compartido archivos ilícitos.

Se han realizado detenciones en Madrid, Toledo, Zaragoza, Sevilla, Segovia, Tenerife, La Coruña, Badajoz, Soria y Barcelona

La investigación comenzó hace aproximadamente dos años, momento en el que los agentes empezaron a agrupar información relativa al uso ilícito que un grupo de personas hacía de un servicio de mensajería instantánea. Con el paso del tiempo, los agentes consiguieron ubicar a los diferentes autores por toda la geografía española, motivo por el que se solicitó la colaboración de agentes de diversas provincias.

Los agentes han detenido a nueve personas, e investigan a otras cuatro, todas ellas con perfiles muy diferentes: informáticos, parados, militares, encargados de almacén… Todos ellos empleaban estas salas de chat de difícil identificación con el objetivo de intercambiar pornografía infantil o material pedófilo. A pesar de tomar grandes medidas de seguridad para evitar ser localizados, finalmente la Policía conseguía dar con su paradero. Tras realizar varios registros domiciliarios y encontrar este material de contenido sexual con menores, se efectuaron las correspondientes detenciones.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *