Utilizaban a mujeres nigerianas para su explotación sexual en España

Tráfico ilegal de personasLa Policía Nacional desarticula una red de tráfico de mujeres en la denominada “Operación Fortuna” con cuatro personas detenidas en Gran Canaria.

La organización estaba afincada en la isla de Gran Canaria, pero la red se extendía por Palma de Mallorca y Alcorcón (Madrid), lugares en los que se efectuó la detención de hasta 14 personas presuntamente implicadas en varios delitos de tráfico de mujeres y explotación sexual. En el extranjero la red también operaba en varios países europeos (Francia, Italia, Turquía, Grecia y Finlandia) y en África (Nigeria, Senegal y Marruecos).

Las víctimas eran jóvenes mujeres nigerianas sometidas a rituales vudú en su país de origen para así forzarlas a la prostitución en lo países de destino. Las mujeres eran trasladadas hasta Marruecos donde, tras ser violadas, quedaban embarazadas y eran enviadas a Europa a través de pateras o en viajes en avión con documentación falsa. La mafia que controlaba esta red les quitaba a sus hijos una vez que nacían y los custodiaban en varios pisos de Alcorcón mientras las madres eran obligadas a prostituirse en diferentes países y cidudades. De esta manera, las mujeres quedaban sometidas al control de sus traficantes y accedían a seguir ejerciendo la prostitución por miedo a represalias y a la “magia negra”.

En la localidad grancanaria de Vecindario la Policía Nacional intervino una vivienda en la que residían cuatro miembros de la organización y hasta una decena de mujeres traficadas y explotadas sexualmente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.