Podemos exige que se cumpla la normativa sobre el uso de drones

drones

El Gobierno de Canarias emplea drones para luchar contra la pesca furtiva

El Gobierno de Canarias emplea drones para luchar contra la pesca furtiva

El Grupo Parlamentario Podemos denuncia que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, que dirige Narvay Quintero, podría incumplir la ley si utiliza, tal y como expuso esta semana durante una presentación pública, drones para controlar la pesca furtiva. “En esa presentación -asegura la diputada Concepción Monzón- se especificaba que se iba a utilizar esta importante herramienta tanto de día como de noche, algo que está totalmente prohibido”.

La normativa sobre el uso de drones

Monzón explica que la ley prohíbe operar con drones en zonas urbanas, volar sobre aglomeraciones de personas, realizar su actividad sobre espacio aéreo controlado, cerca de aeropuertos o aeródromos, utilizarlos de noche y, por supuesto, poner en peligro a terceros. “Las multas por vulnerar esta normativa pueden llegar a ser cuantiosas, algo que podría salir del bolsillo de todos los canarios”.

“Desde Podemos -continúa la diputada- apoyamos el uso de esta herramienta importantísima para el control de la pesca irregular, pero consideramos que debe realizarse en las mismas condiciones a las que se someten todas las empresas operadoras, y que deberían hacerse con los medios de la propia Consejería”.

Podemos ya planteó en el Parlamento de Canarias que los inspectores de pesca deberían formarse en la utilización de estos drones para realizar la actividad de forma eficaz y eficiente, y además de forma segura, “facilitándoles el acceso a las zonas peligrosas, mejorando así la vigilancia y el control de la pesca irregular”.

Los drones pueden ayudar a frenar las infracciones

El uso de drones es una herramienta que deben tener los inspectores de pesca, permitiéndoles obtener pruebas gráficas de las infracciones en materia de pesca que se puedan producir en nuestras aguas, y que debe formar parte del equipamiento que llevan en sus funciones de vigilancia y control de nuestras costas. De esta manera sería mucho más eficaz y eficiente el trabajo de los inspectores pesqueros y el uso de los drones en estas tareas, sin tener que depender de una empresa que realice este trabajo.

En este sentido, el Grupo Parlamentario presentó una enmienda a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma donde se habilitaba una partida para la formación a los inspectores de pesca en el pilotaje de RPAs, es decir de drones, que fue rechazada por los grupos que en ese momento conformaban el gobierno.

“En esa enmienda -afirma Monzón- planteábamos que se formara un piloto en cada una de las islas no capitalinas y dos en cada una las capitalinas como medida inicial en 2017 porque la Consejería cuenta con sus propios drones”. De esta forma se evitaba que la Consejería contratara, como ha hecho, con empresas operadoras externas por el sobrecoste que eso supone.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.