Urdangarín acusa a su ex socio de ser el artífice del montaje

El duque de Palma desvincula a la Infanta Cristina del caso y señala como culpable a Diego Torres.

Durante algo más de cinco horas de declaración, Iñaki Urdangarín ha tenido la oportunidad de defender su inocencia ante el juez José Castro, instructor del caso ‘Palma Arena’ en el que el yerno del Rey figura como imputado desde finales del año pasado.

Urdangarín asegura que no tenía conocimiento de las actividades realizadas por el entramado empresarial vinculado al Instituto Nóos y que supuestamente hubiera servido para desviar fondos públicos fuera del país. En este sentido, el duque de Palma acusa directamente a su ex socio Diego Torres asegurando que éste era el ‘administrador’ de dichas empresas mientras que él únicamente figuraba como socio –a excepción de en Aizoon- por lo que “no tomaba las decisiones”.

También ha desvinculado a la Infanta Cristina, cuyo papel en todas estas empresas era “meramente testimonial”, así como al secretario de las infantas Carlos García Revenga, que supuestamente habría conseguido contratos para el Instituto Nóos.

Por otro lado, ha admitido que dos de sus hijos fueron puestos como socios de una de las empresas cuando estos tenían 3 y 4 años con la intención de que ésta –Namaste S.L.- fuera una empresa familiar y ellos también tuvieran su parte. Asimismo, ha reconocido que en 2006 el Rey le pidió personalmente que abandonar su actividad en estas empresas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.