Una red social… después de la muerte

LivesOnLivesOn permite emitir mensajes desde el más allá.

“Cuando tu corazón deje de latir, seguirás tuiteando. Bienvenidos a tu vida social después de la muerte”. Éste es la tarjeta de presentación de LivesOn, una red social que permite que las cuentas de sus usuarios sigan activas y en pleno funcionamiento incluso después de su muerte.

Para ello, al darse de alta se determinará si se quiere nombrar a un administrador de su cuenta que será el encargado de determinar si esta sigue abierta después de que el usuario hay fallecido.

Si la cuenta no es suspendida, tras la muerte del usuario un análisis detallado de su perfil y sus gustos permitirá generar contenidos automáticos “desde el más allá”, algo similar a lo que ya ocurre en la segunda temporada de la serie de ficción ‘Black Mirror’. Y es que, aunque suene a tópico, la realidad a veces supera a la ficción.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.