Una niña queda atrapada por el brazo en el sumidero de una piscina en Tenerife

La piscina tuvo que ser vaciada para poder rescatarla.

Una niña de cuatro años quedo atrapada por el brazo en el sumidero de una piscina en el Puertito de Güímar, dentro del municipio de Güímar. Un médico que se encontraba en el lugar realizó la primera asistencia a la pequeña y solicitó una ambulancia medicalizada al presentar ésta síntomas de hipotermia, lo que obligó a vaciar la piscina. Efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife lograron rescatar a la menor, mientras que el personal sanitario del Servicio de Urgencias Canario asistió a la afectada y posteriormente la trasladó en una ambulancia medicalizada al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.