Un vertedero que no tiene en cuenta a los vecinos

Las instalaciones de Salto del Negro se construyeron sin una valoración sobre el impacto en la zona.

Tal como se recoge en el informe presentado por el Servicio Canario de Salud -SCS- esta semana, en la autorización ambiental integrada del vertedero de Salto del Negro no se tuvo en cuenta el impacto de éste sobre los vecinos, un hecho que ya advirtió Sanidad entre los años 2009 y 2010.

El nuevo documento del SCS refuerza la lucha de los vecinos de la zona que desde hace mucho tiempo denuncian los perjuicios ocasionados por la cercanía del vertedero a áreas residenciales -algunas casas se encuentran a tan solo 250 metros del complejo- y exigen al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria una solución al respecto. Hasta en dos ocasiones la dirección general de Salud Pública del Gobierno de Canarias advirtió de la presencia de estas viviendas, algunas de las cuales estaban construidas antes que el propio vertedero. Sin embargo, este aspecto no se tuvo en consideración y la autorización ambiental fue concedida de igual modo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.