Un tatuador le dibuja un pene en la espalda sin su consentimiento

TatuandoEl cliente había solicitado que le tatuaran el símbolo del yin-yang pero salía del establecimiento con un pene y una frase obscena dibujados en la espalda.

El tatuador tendrá que responder en un Juicio a la demanda presentada por un joven australiano de 25 años que había solicitado que le tatuasen el símbolo del yin-yang. Al parecer, éste se había enfadado con el cliente antes de proceder a tatuarlo, por lo que decidió cambiar el encargo inicial por otro de su invención: un pene y una frase en la que se insinuaba que el cliente era gay. El tatuaje, de 40 centímetros de longitud, le costará al joven más de 2.000 euros si quiere deshacerse de él definitivamente.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.