Un secador deja sin potencia el lanzamiento de un cohete

CoheteEl lanzamiento de un cohete unipersonal de fabricación danesa hubo de ser abortado por escasez de electricidad en el momento decisivo.

Se trataba de un proyecto de bajo coste y fabricación “casera” con el que dos daneses pretendían demostrar al mundo que el Universo también puede ser explorado con misiones de “bajo coste”. Alrededor de 50.000 euros había costado la fabricación de este artefacto de un único tripulante cuyo lanzamiento se retransmitía en directo por un canal de televisión danés. Al tratarse del primer intento, Madsen y su compañero Kristian von Bengtson -inventores del artilugio- habían utilizado un muñeco en lugar de un tripulante real. El cohete, de nueve metros de altura y casi una tonelada y media de peso no se despegó ni un milímetro del suelo después de que uno de sus propulsores, un simple secador de pelo, se quedara sin potencia en el momento decisivo del lanzamiento.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.