Un río sobre el río

Puente de Magdeburg El puente de Magdeburg permite que los barcos atraviesen el río Elba a través de un canal elevado.

El paisaje natural de la localidad alemana de Magdeburg habría de transformarse completamente después de que en 2003 se dieran por concluidas las obras de este puente que, desde el punto de vista más riguroso, no es tanto un puente como un canal elevado: esto es, ‘un río sobre el río’.

La obra en cuestión permite que los barcos atraviesen el río Elba conectando dos de sus canales de navegación más importante: el Elba-Havel y el Mittellandkanal. A través de esta estructura, que mide casi un kilómetro de longitud y se eleva 690 metros sobre la superficie terrestre -228 metros sobre el nivel del río- los barcos pueden salvar este salto que divide los dos canales en un punto cercano a la localidad alemana de Magdeburg, que da nombre a este prodigio de la arquitectura.

El puente empezó a construirse en 1997 con una inversión de 500 millones de euros y no se inauguró hasta seis años después. Hoy en día son las 24.000 toneladas métricas de acero y los 68.000 metros cúbicos de hormigón más visitadas de este rincón del país.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.