Un nuevo informe médico descarta que la niña hubiera sufrido abusos sexuales

El presunto agresor niega la violación aunque en sus primeras declaraciones ha reconocido que le pegó.

A pesar de que el médico que atendió a la niña de tres años en el centro de salud de El Mojón en Arona había comunicado a las autoridades que la víctima presentaba síntomas de haber sufrido abusos sexuales, el último informe médico ha revelado que la niña sufrió malos tratos pero no fue violada, como se creyó en un principio. La niña había ingresado con diagnóstico muy grave en el Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria y presentaba politraumatismos, quemaduras y desgarros tanto vaginales como anales que habían derivado en hemorragia. A pesar de que parecían síntomas evidentes de abusos sexuales, al parecer los daños fueron producto del presunto maltrato inflingido por el novio de la madre de la niña, cuyo cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.