Un lugar en el mundo. Chand Baori: el templo de los mil escalones

{youtube width=”290″ height=”230″}wFYaWVXOu5E{/youtube}

Cuenta una leyenda que hace ya más de mil años, cerca de la actual ciudad india de Jaipur, se construyó este “baori” en apenas una noche, con tantos pasos diferentes que sería imposible recuperar una moneda que llegara hasta el pozo.

El Chand Baori es una edificación que, como otros “baoris” de la época, se erigió con el objetivo de proteger un bien tan valioso como era el agua, especialmente en invierno, la época de mayores sequías. Sin embargo, el Chand Baori poco tiene que ver con el resto de edificaciones de este tipo, tanto por su particular arquitectura como por el uso que finalmente se le dio a la edificación.

Este lugar tan particular, ubicado a 95 kilómetros de Jaipur, en el estado de Rajasthán, fue uno de los primeros baoris de la historia. Para solucionar el problema del abastecimiento de agua en la zona, se construían profundos pozos, pero ninguno con las características del Chand Baori: 3.500 escalones Chand Baoridistribuidos en trece niveles diferentes que permiten descender hasta una profundidad de 30 metros, en la que se encuentra el agua. La construcción tiene una base cuadrada que se eleva en forma de pirámide invertida a través de un impresionante complejo de escaleras que permiten que el acceso al pozo pueda realizarse siguiendo cientos de combinaciones diferentes.

Además de los motivos prácticos ya citados, Chand Baori también fue destinado a rituales religiosos, por eso en una de las paredes que componen la pirámide se sitúan las habitaciones del templo, que también servían para controlar los servicios del agua.

Actualmente el lugar se ha convertido en uno de los tantos puntos de interés turístico de la zona y, a pesar de las visitas, ha sabido mantener su misticismo. Su arquitectura recuerda en muchos aspectos a las obras de M.C.Escher –que curiosamente fue hijo de un ingeniero hidráulico- en la que el observador no es capaz de determinar la dirección de las formas, tanto es así que la leyenda dice que si alguien dejara caer una moneda desde el nivel superior de la pirámide, jamás sería capaz de encontrar el camino para recuperarla. No es de extrañar que la “magia” del lugar haya trascendido a la gran pantalla , convirtiéndose en una de las localizaciones de la película The Fall.

http://thefallthemovie.com/

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.