Un glaciar de 12 kilómetros y una perspectiva diferente

Mendenhall Mendenhall es un laberinto de cuevas de hielo que se pueden recorrer desde el interior.

Si ya resulta sorprendente una lengua de hielo de más de 12 kilómetros de longitud, más impactante aún es recorrer por dentro las laberínticas cavernas que se encuentran escondidas bajo este manto helado.

Mendenhall es uno de los glaciares más famosos de Alaska y su particularidad es que, debido al deshielo, en su interior se ha ido produciendo un retroceso de las capas heladas que ha dado paso a numerosas cavernas cuyo ‘techo’ terminará desplomándose algún día.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.