Un faro sobre el océano

Faro de la isla de MorrisLa isla de Morris, en Carolina del Sur, se fue erosionando por la acción de las corrientes oceánicas. De ella solo queda su faro, en mitad de la nada.

El Estado de Carolina del Sur -EE.UU- se encarga desde hace doce años del mantenimiento de este faro, el último estandarte de lo que en su día fuera la isla de Morris.

Levantado en 1876, el faro tenía como objetivo advertir de la presencia de este pedazo de tierra que, con los cambios de las corrientes marinas fue desapareciendo. El viento y el agua erosionaron por completo la isla de Morris, de la que ya no queda nada más que su faro, flotando casi de forma ‘mágica’ encima del agua.

La visión de este edificio, que parece emerger de las profundidades del mar, es uno de los reclamos turísticos de la zona, por lo que las autoridades han hecho lo posible por que se mantenga erguida. Sin embargo, con el clima cambiante de Carolina del Sur, los movimientos de la tierra y los vientos huracanados, no se puede asegurar que el faro no vaya a tener el mismo destino que la extinta isla de Morris.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.