Un enclave arqueológico de Gran Canaria se convierte en Patrimonio Mundial

enclave arqueológico

Risco Caído y las Montañas Sagradas

Entre las 37 candidaturas presentadas este año, el enclave arqueológico de Risco Caído y las Montañas Sagradas obtienen este reconocimiento de la UNESCO

Tras recibir esta nueva distinción en uno de sus territorios, España se convierte en el tercer país con mayor presencia en la lista de la UNESCO. El Comité de Patrimonio Mundial ha otorgado este reconocimiento por unanimidad a la candidatura de Risco Caído y las Montañas Sagradas, integrando este enclave arqueológico en un listado en el que que ya se encuentran otros 1.092 sitios del Patrimonio Mundial, de los cuales 845 son culturales, 209 naturales y 38 mixtos, distribuidos en 167 países.

El Comité se reunió recientemente en Baku, Azebayán, para valorar las 37 candidaturas presentadas este año y emitir un veredicto. Canarias ha estado representada en Baku por una delegación formada por el consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias en funciones, Isaac Castellano; el director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo; el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales; y los arqueólogos Julio Cuenca y José de León, que han trabajo intensamente para lograr el éxito de este objetivo común de las instituciones y la sociedad canaria, con el respaldo y el apoyo del Ministerio de Cultura.

El comité ha valorado la singularidad de este conjunto excepcional de 18.000 hectáreas

Desde las instituciones españolas se ha recalcado que este reconocimiento llega después de años de trabajo “absolutamente encomiable” de todas las administraciones que avalan la candidatura, como el Ministerio de Cultura, el Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria, expresó Castellano. “Desde un primer momento consideramos que esta meta debía ser de todos, un reto colectivo, también de todos los canarios y canarias, a los que invitamos a asumir como propio este éxito y sentirse orgullosos de nuestro patrimonio, que forma parte desde tiempos ancestrales de la memoria de nuestra tierra”.

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), formado por un amplio panel de expertos, recomendó a la Unesco, tras un exhaustivo proceso de evaluación y en su informe final, proteger a Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la Humanidad por “su autenticidad y su integridad, y por ser el testimonio único de la extinta cultura amazigh, que evolucionó en la Isla en total aislamiento desde la llegada de los primeros bereberes del Norte de África hasta la conquista española del siglo XV”. El informe positivo y la recomendación de Icomos, vinculado a la ONU, supuso el último impulso para lograr la declaración definitiva en Baku.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *