Un alud de piedras sepulta a un Guardia Civil en Gran Canaria

El suceso, que se produjo en La Aldea de San Nicolás de Tolentino, acabó con la vida de un agente de 55 años de edad.

Hacia las 11.40 hora se producía un desprendimiento en el punto kilométrico 21.100 de la GC-200, a la altura del Andén Verde. Hasta allí se había desplazado Luis Rosario Llarena, Guardia Civil de Tráfico de 55 años de edad, para valorar los daños que otros desprendimientos anteriores habían dejado en la zona como consecuencia de las intensas lluvias de los últimos días. Mientras se encontraba inspeccionando la zona, un nuevo alud lo sepultó repentinamente bajo un montón de piedras. Los equipos de emergencia que se trasladaron hasta el lugar para liberarlo y asistirlo no pudieron evitar su fallecimiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.