Un acto de ‘justicia y reconciliación’ en el pozo de Tenoya

El Cabildo grancanario autoriza la apertura del pozo en busca de represaliados de la Guerra Civil.

José Miguel Bravo de Laguna, presidente del Cabildo de Gran Canaria, ha acompañado a los miembros de su corporación así como a varios representantes del Ayuntamiento de Arucas durante la apertura del histórico pozo de Tenoya, donde supuestamente fueron arrojados los cadáveres de más de una treintena de represaliados durante la Guerra Civil española.

Tras muchos años de búsqueda y de insistencia, los familiares de las víctimas han conseguido que el pozo se abriera en lo que se ha definido como un acto de “justicia y reconciliación”. Ya en 2008, en el pozo de Las Brujas, también en Arucas, se recuperaron los cadáveres de 24 desaparecidos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.